lunes, 26 de junio de 2017

Los Abismos






Desfilando seductores,
mis abismos insisten  que esta noche
demuela las paredes  del silencio
y me marche en las alas 
de esas aves negras hechas de vacío;
las mismas que diseñan noche a noche
la tenue silueta de la nada.

Mis abismos en forma de burbujas y racimos
aspiran a mi vientre,
forjando planes para hundir el imperio
del último silencio.

Los abismos, tan imprescindibles
como las aves, las plegarias y el silencio;
como tus senos
que en los atardeceres
desnudan el vuelo de las noches.

Mi carne de ambos sexos
anhela noche a noche la carne de la nada
y este  resucitar continuo
en una juventud sin prisa y sin escarcha.

Siguen desfilando los abismos; aquellos
que  devoran 
y a veces vomitan las estrellas.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario